Enero

Crédito: http://www.ruizhealytimes.com/

Vueltas a lo de la libertad. Menuda trampa. Libres las eléctricas. Pueden poner en las mismas nubes el precio del amperio. Libres las petroleras. Manejan el planeta como quieren para que sus barriles sigan siendo fuentes de pingües beneficios. Así se envenene el planeta con nosotros dentro.

Llámeme lo que quiera, pero hay libertades que matan, y como tales tendrán que estar prohibidas.

Enero es el mes de la miseria energética. Muchos pasarán frío para que unos poquitos se forren, literal y financieramente hablando. Muchos serán víctimas de mil cosas, pero al final acabarán en la calle. Dígame usted que hubo mucho listo con ganas de aprovechar la burbuja. Segundas y terceras viviendas compradas “porque el mes que viene valdrán el doble”. Negocio redondo. Dígame que, descontados estos, quedan cuatro en la lista de merecer el auxilio de la sociedad.

Números quiero, que me parece que no son tan pocos. Pero no voy a afirmar cosas sin datos.

Enero es el mes de la instrucción de la causa. Si seguimos a la espera, también escribiremos un mes de prescripción del delito dentro de unos años. Unos dicen que se ha cerrado el grifo de los recursos a la Justicia para que se eternicen en el trámite. Otros hablan de indolencia, vagancia y otros males tradicionales del sector público.

Tampoco quiero acusar sin pruebas.

En general, la civilización capitalista nos ha salido un poco mal. Pero la comunista también, no cabe duda. Si nos apuntamos a la cultura del pago, malo. Si vamos por el camino de la dictadura del proletariado, al final se hunde el chiringuito como pasó detrás del telón de acero hace no tantos años.

Mucha manipulación, en todo caso. Los de la pasta aplican una férrea pinza a cualquiera que amenace sus privilegios. Dictaduras son las de unos, camisas rojas, como lo son las de los otros, tirantes negros y corbatas de seda.

Y en esas nos debatimos. Si mal, mal. Si peor, peor. Se ruega. Alguien que invente una sociedad que no aliente la agresión. ¿Libertad, igualdad, fraternidad? Negociete. No se ve otra cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s