Vuela

vuela

Es la ley de la vida. Las generaciones recientes florecen (hay que ver lo guapas y guapos que estáis) y vamos marchitando los de nuestra quinta y las aledañas.

No podemos quedarnos. Tampoco sería plato de gusto. El paso por el mundo es soportable por efímero.

Somos bobos. Nuestra tendencia natural tiene dos caras. Por una, nos cuesta perderos de vista. Por la otra, intentamos sembrar la responsabilidad en vuestros actos. Intuimos que será el único arma eficaz en vuestra lucha por la supervivencia.

Menos mal que paro a escuchar cuando me va a salir la vena sobreprotectora. Justo a tiempo. Me quito el sombrero, una vez más, ante la lección de vida de mi querida compañera. Que, a grandes rasgos, dice así…

Volad bien alto. Disfrutad del planeo. Que vuestras alas os lleven tan lejos como queráis. Para cuando os llegue la madurez y la nostalgia, nosotros ya estaremos reunidos con la madre naturaleza.

No nos echéis demasiado de menos. O sí. A vuestra voluntad no pongo cortapisas.

Amad bien fuerte. Que nada os detenga. No dejéis que perdure el mundo de egoísmo e indiferencia que os hemos legado. Se supone -qué fácil resulta olvidarlo- que las sociedades sirven para el cobijo de los más débiles, de los desfavorecidos, de los que no pueden asegurarse la defensa por sí mismos.

Respetad a todos. Nadie es menos aunque te creas más. Por mucho que te veas poderoso, capaz de mil proezas, fuerte como el torrente, ligero como el viento. Los años doblegan cuerpos y voluntades. Un día te verás algo más sabio y algo menos potente. Y así hasta dejar de tener fuerzas para cargar con tu bagaje. Más vale que te quieran cuando esto ocurra.

Que cunda la empatía. Bastantes “que se jodan” hemos escuchado con horror. Poneos en el lugar de los menos afortunados, que no siempre son los que menos dinero tienen. Muchas veces coincide la opulencia con la infelicidad. Si puedo decir algo -con cierto fundamento- es que muchas veces he sido más feliz con menos recursos.

Practicad la tolerancia. No convirtáis en imposible la convivencia con los que piensan diferente. Hoy os veis cargados de razón y deseosos de imponer vuestro criterio. O peor, vuestras creencias. Considerad siempre la opción más exótica. Tal vez sean los otros los que están en lo correcto. Tal vez seáis vosotros los equivocados.

No estudiéis demasiado. Al menos, no hasta quedar tan tocados del ala como yo. Tampoco os vayáis al otro extremo. Se me harían cien nudos en el estómago si os encontrase un buen día en uno de esos programas vomitivos de televisión. Esos que premian lo zafio con cifras millonarias.

Equivocaos. No me quedan recuerdos más amargos que aquellos que no llegaron a tomar cuerpo. Miedos, convencionalismos y descuidos, los peores fantasmas. Mucho más persistentes que los de los errores cometidos.

No nos hagáis demasiado caso. Ya se sabe que nadie, jamás, ha escarmentado en cabeza ajena. Probad todas estas y muchas otras cosas en vuestra propia carne. No sea que, por miedo a fracasar, os perdáis lo mejor de vuestro paso por la vida.

Tampoco os hagáis mucho caso a vosotros mismos. Con todo lo que os mete en la cabeza la gran maquinaria de marketing que es esta bendita sociedad de consumo, a estas alturas estáis ya como cencerros. De hecho, se os rompe el cuello si estoy a vuestra espalda y digo la palabra manzana en inglés.

Vivid la vida. Por si acaso. Cuando queráis recordar se habrá pasado, y estaréis escribiendo chorradas a vuestros hijos con la esperanza de llamar su atención. Con suerte, asomarán un ratillo el domingo a la hora de comer.

Por cierto, hay pescado. No vaya a ser que leáis esto y os presentéis en masa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s