Fight

trik_Fight

Dicen -los que entienden- que después de la tempestad llega la calma. Supongo que es normal que a los tiempos del alegre endeudamiento sucedan los de la pobreza gris. La adversidad nos hace prudentes. Nos lo pensamos más. Dudamos antes de vender nuestra alma al tintineo de los metales de curso legal.

En estas circunstancias, la lucha diaria de los oligarcas consiste en no perder la posición. Un endeudado es un esclavo, y un buen número de esclavos ayuda a perpetuarse en el poder.

La gente corriente tendría que remar en sentido contrario. Ser libres para no volver a las andadas.

Lástima que el ser humano tiende a caer en la tentación. Máxime si los medios de comunicación bombardean cada rincón de las conciencias, inconsciencias y subconsciencias con la felicidad prometida por el consumo desaforado. Tanto tienes, tanto vales. Tan útil resultas como tanto gastas.

Conmigo lo llevan claro. Lo que me gusta no está a la venta. Sólo necesito que los poderes públicos les obliguen a sacar sus sucias garras de lo imprescindible para la supervivencia. Ay, lástima de poderes públicos…

Por eso me parece tan importante cambiar radicalmente la fauna que habita el parlamento. Total, para jugar con la tablet cualquier palacio sirve, energúmena.

 

[Crédito: artpolitic.org]

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s