Moroso

By Jesús Gómez (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons
Moroso, Cantabria [https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AMoroso.jpeg]
Escuchas una noticia sobre control de las masas. Te ajustas las gafas de pasta y pones cara de intelectual como si no formaras parte de la multitud manipulada.

Enciendes la telebasura y obtienes unas horas de entretenimiento a cambio de una ingesta indiscriminada de publicidad. Productos maravillosos en cuerpos imposibles semidesnudos.

Sales a pasear un poco el coche para que sus bisagras no se entumezcan demasiado. Llenas el depósito de combustible. Compras un poco de cena basura para terminar el día. Más televisión de la buena. Duermes mal.

Despiertas. Es domingo, no hay prisa. Enciendes la televisión. Es extraño, todos los canales dan el mismo programa de famosos que lo son por el hecho de serlo. Ningún otro mérito. Excepto Paquirrín, que al menos demuestra que es una persona normal.

Llaman a tu móvil. Empresa no identificada, teleoperador anónimo, llama en nombre de la prestigiosa entidad financiera que gestiona tu tarjeta de débito. Tienes que pagar imperativamente o se procederá al embargo de tus bienes con carácter inmediato. Él no te tutea como yo. No hay confianza.

No entiendes. Has pagado religiosamente todos los gastos de tu plástico vil. No lo querías. Te lo metió por los ojos una dama neumática con escote estratosférico. El teleoperador insiste. Paga o lo lamentarás. Intentas explicar que lo has liquidado todo con puntualidad.

“No, señor mío. Ahora eso da igual. Como los beneficios del sector se reducen, el Gobierno ha nombrado un contingente de morosos al azar para equilibrar las pérdidas. Le ha tocado. Son ciento cuarenta euros con sesenta y cinco céntimos. Tiene menos de veinticuatro horas. Si no paga mañana a primera hora, será de aplicación un cincuenta por ciento de intereses de demora.”

“El sistema tiene que seguir funcionando. Por eso los antisistema son tan peligrosos. Quieren cargárselo y crear un mundo de personas libres. Eso no duraría mucho. Mire a los que lo han intentado con anterioridad. Pague un pequeño tributo y siga disfrutando de la comodidad de la civilización del capital.”

Y ahora, le paso con Comercial para grabar el alta de sus nuevos productos financieros. No se le ocurra rechazarlos. Y después, la encuesta de satisfacción de Atención al Cliente. Recuerde darme la máxima valoración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s