El libro ha muerto, amigo

libromuerte300

El libro ha muerto. Se lo dejaron morir quienes creyeron que era mejor un cubata en la mano y un partido en la tele. Lo asesinaron quienes piensan que las masas, oh, las masas, son más manipulables cuanto más idiotas. Quienes no hicieron gran cosa creyendo que era más exclusivo estar en minoría. No está hecha la miel para la boca del asno, afirmó con desprecio el aristócrata escondiendo los puños de su camisa raída.

Se ve que hemos llegado, don Alfredo. Vence por goleada la estupidez. Un culo. Eso cree ella. Vence la maldad, impera la codicia, se impone la tergiversación. En siendo bobo te ponen por delante el caramelo y pagas sin rechistar, como un pringado. Ni lees ni entiendes la letra pequeña, ni haces por leerla o entenderla. El factor de potencia te sobrepasa.

Un poquito de esfuerzo y sabrías que los alemanes, los suecos, los daneses y los finlandeses consumen la energía a menor precio que tú, con salarios que vienen a ser el doble o el triple. Pero no. Eso de los idiomas no va contigo. Ni lo de los números, salvo para escrutar las mil situaciones que otorgarán el título de liga al Madrid o al Barça. Porque el aleti, ya se sabe, es el pupas.

Un pelín de atención y encontrarías, oh, mi querido Claudio, tantas historias como burbujas suben por tu enésimo vaso. Unas que cuentan cómo se hace para convertir en propio el dinero ajeno. Otras que explican la manera de comprar barato y vender caro, con la sola molestia de prometer delicias de futuro al que pone los precios del presente.

Y también la manera de aliviar la pesada carga de la viuda del fallecido presidente de un país africano. A cambio de una ayuda para primeros gastos, millones y millones. Tantos, que podrían financiar un tratamiento mágico de alargamiento de tu miembro viril.

El libro ha muerto, amigo. Que viva el vino y que descanse en paz la inteligencia.

[Enlace a la imagen y a la reflexión de Umberto Eco que inspira la presente chorrada: http://prodavinci.com/2012/04/09/actualidad/los-reportes-acerca-de-la-muerte-del-libro-han-sido-sumamente-exagerados-por-umberto-eco/]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s