Encajar

616731

Sentir que uno está pero no está.

Saberse utilizado, ser medio y no fin.

Verse valorado como el que tanto tiene, tanto es.

Estar escarmentado de los falsos amigos, que vienen porque hay y van cuando se acaba. Oye, ni rastro.

Ser la sombra de lo que uno jamás fue, en realidad.

Novedad mundial: Importarte una mierda todo lo anterior, porque la vida empieza al llegar a casa y sentirte colmado de cariño, abrazos y atenciones. [Hasta el perro salta de alegría, pero esa es otra historia…]

No encajar y no importar demasiado. Lo justo para pagar las p. facturas.

Buscar en otro lugar. No pasa nada por empezar de nuevo.

Reinventar. Reinventarse.

A lo mejor resulta que entendemos, de una bendita vez, que la zona de confort está donde se te quiere sin motivo aparente.

Por ser tú. Porque sí.

Y no por lo que sabes, lo que haces, lo que se puede sacar.

Que -estamos de acuerdo- no queda más remedio que salir y conseguir que unos señores te paguen por el beneficio que obtienen de tu trabajo. Pero ese no puede ser el centro de la existencia.

La vida empieza en tu piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s