Si no fuera por

Si no fuera por Mariano, Susana no podría llevar a sus hijos al colegio.

Si no fuera por Susana, Pedro no podría cobrar una pensión al jubilarse.

Si no fuera por la connivencia silenciosa entre políticos y funcionarios, no tendríamos:

  • la poza incomprensible de legislación vacía que, para colmo, tenemos obligación de conocer y cumplir
  • los ríos revueltos para pescadores de subvenciones, chollos y contratos públicos
  • el lago del clientelismo que perpetúa en el poder a las oligarquías de siempre
  • los océanos de corrupción generalizada en los que se sumerge casi todo el que se pone “donde haiga”

Sigue pagando, que nosotros nos reímos a carcajadas.

Ah, y echamos la culpa al empedrado del incumplimiento del objetivo del déficit, mientras que sube la masa salarial del sector público como ni se sueña en el privado.

Gobierno de Extraña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s