Naciones banderas escudos himnos

bella-fatale

Soy de donde se me quiere.

Hablo la lengua que entienden los que me escuchan.

A veces no conozco su idioma y tengo que apelar a mi bagaje. Varias vueltas al mundo me contemplan.

Enarbolo los símbolos del absoluto repudio a los que se instalan en la poltrona.

Por cierto, mira qué guapos van ellos.

Envueltos en la bandera de las comisiones,  las financiaciones ilegales y las sociedades offshore.

En campo de gules destaca la enseña de la famiglia con la inscripción “tres por ciento” flanqueándola.

Tengan cuidado, no se les vaya a enganchar el trapo al pasar por la puerta giratoria.

Soy ciudadano del mundo. Pero de un mundo que no es este.

Un mundo que no tolera corruptos, aprovechados, comisionistas ni especuladores.

Tampoco necesita embajadas porque no hay fronteras, ni traficantes de armas, ni tratantes de blancas o de negras o de asiáticas.

Vámonos a mi mundo, que tiene más igualdad y menos pobreza que este. Cierto que hay mucho menos negocio fácil, pero no se puede tener todo en esta vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s