2016-08-06

20160804_172527

Segundo de asueto. Continúan las calores propias del momento. Tal vez sean motivo de queja hoy, pero mañana llegará el invierno y las maldiciones sonarán en el sentido contrario.

Cerca y lejos. La tecnología parece resistirse al abandono. Hubo un tiempo en el que era imposible localizar a un colgado -léase: el menda- cuando estaba de vacaciones. Los móviles eran sólo para súper híper dúper millonarios, la cobertura era escasa y la funcionalidad casi nula. Salía más barato pagar un apresurado viaje de vuelta que resolver el problema en remoto.

Alto y claro. Disfrutar de las vacaciones alejándose un poco del día a día, del ritmo de la ciudad, del reloj, de las prisas, de los proyectos con fecha comprometida ¿Comprometida por quién y en base a qué? Esa es otra historia, no divaguemos.

Afuera y adentro. Momentos para la introspección, la vida al aire libre, los largos paseos por la playa, las buenas compañías.

Carga y descarga. Esa batería imaginaria está casi vacía. Conviene cargarla a tope, que el invierno es largo y promete venir lleno de palizas profesionales.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s