El dilema de la formación

p_20161117_090732

¿Tenemos demasiados ignorantes? La respuesta es afirmativa, a juzgar por el éxito de la televisión chusca. Todo lo aceptado como “elevado” en el ámbito cultural es “solo para minorías” en España.

Seguro que existe un equipo multidisciplinar (estadístico, sociólogo, positivito de guardia y usuario de barra de bar) que construye una campana de Gauss con los grupos de población que:

  • Ni siquiera son conscientes de lo ignorantes que son.
  • Son ignorantes y eso forma parte de su zona de confort: borracho, soltero e insolvente.
  • Se conforman con los 420 euros y ni siquiera piensan en lo que será de ellos cuando falten sus padres junto con sus pensiones.
  • Quieren volver al mundo laboral, pero no tienen las fuerzas, los conocimientos, los medios y el apoyo para hacerlo.
  • Se dejan los cuernos para mantenerse al día en las novedades de sus profesiones, siendo incomprendidos por los que apoyan el codo en la barra del bar.
  • Tienen la inmensa suerte de contar con un empresario/jefe/responsable que invierte en su desarrollo profesional.

¿Nos formamos o dejamos que cuatro oligarcas -que mandan a sus hijos al extranjero a estudiar- sigan manipulándonos?

¿Nos quitamos esa idea tan extendida? Esa que dice que “si le doy formación se va a ir a otro sitio a ganar más”

[Un día se escribirá la historia de los timos de los cursos subvencionados. En volumen no se comparan a los timos de las cajas de ahorros, pero en daño a la población seguramente sí…]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s