Llévame a ninguna parte

peaje-autopista-c-32-vilassar-mar

Tú, que sabes negociar como nadie.

Que dominas el arte de expoliar la pólvora del rey.

Que te afanaste en inflar los costes mientras que surcabas aquel camino de perdición con tu maquinaria infernal.

Tú, que prometiste el acceso al paraíso por la puerta giratoria a cambio de una inocente firma en un papel absurdo.

Que fuiste el corruptor necesario para que el corrupto hiciera su agosto.

Que consideras lícito compartir tus pérdidas con los demás, pero no lo ves tan claro cuando se trata de tus beneficios.

Tú… que con tu pan te lo comas.

Porque en el país de los ciegos, el tuerto se lo lleva muerto.

Que te aproveche.

Porque no seré yo quien te defienda el día que se vuelvan las tornas y tengas que enfrentarte al juicio de tus tropelías.

Disfruta mientras puedas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s