Don Levita

levita

Mi abuela, cien o más años adelantada a su tiempo, solía referirse a la ostentación innecesaria e inoportuna con esta frase:

Los hijos de don Levita, descalzos y con paraguas

Me viene a la memoria este asunto al enterarme de que en el Metro de Madrid ya se puede cargar el móvil.

Una inversión muy conveniente desde el punto de vista de la mercadotecnia, pero absolutamente inútil frente a la masificación de las horas punta o las averías por falta de mantenimiento.

Pan y circo en lugar de dignidad. Una pena.

Anuncios