Mágica

Haylas.

Ellas te eligen. Tú das pasos pero no sientes el control de tus pies. Ellas te dirigen. Tú deseas llegar a algún lugar y te llevan por caminos de misterio.

Verde interminable, lujuria de bosques frondosos. Cielos y mares de azul profundo. Piedra centenaria de húmedo gris. Moho que habita los muros en eterna simbiosis.

El verbo disfrutar no describe, ni de lejos, lo que se siente al degustar la gastronomía, al charlar con la gente del lugar, al saber de sus cuitas y sus anhelos.

Qué injustamente ha tratado la historia a personas tan entrañables. Qué enorme compensación merecen.

Costa da morte. Promesa de volver a la menor ocasión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s