2017

El año de ida y vuelta. Verlo claro, probar, encontrarte con la letra pequeña, volver a la zona de confort.

Sin embargo, algo me dice que esa historia profesional no ha terminado.

El año de catalanes que hacen cosas y hablan catalán en la intimidad. Cansinismo de los medios. Río revuelto de pescadores malintencionados.

Sin embargo, florecerá la cordura. Convencido estoy.

El año que empezó de viaje y terminó de no moverse del sitio. Ya vendrá el tío Paco con las millas de aerolínea.

Promete el año que viene un montón de movimiento. Palabra.

El año de ver crecer a los retoños como si uno fuera viejo. Que no lo es ni lo parece.

Y que crezcan, y que abandonen el nido y que disfruten de la vida.

El año del gato.

You should have listened to Al.

Un comentario en “2017”

Los comentarios están cerrados.