Libertad Sancho

don-quijote

Cabalga Sancho al lado de su señor. Así le explica este lo inconveniente de usar el Güindous que vino misteriosamente preinstalado en su portátil:

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.

Recorre la Mancha -ancha y plana como el pecho de una modelo de alta costura- durante otro buen rato. Glosa las delicias de actualizar y reiniciar cuando a uno le viene en gana y no cuando lo decide una multinacional gringa.

Hace ver que, usando software libre, sus datos personales, sus vicios y sus hábitos no serán cotilleados por unas y por otras, y vaya usted a saber por cuántas más. Muestra que uno es el producto cuando no es el cliente.

Sin embargo, al escudero no le acaba de convencer aquel encendido discurso. Ha observado a hurtadillas que don Quixote, nada más iniciar la sesión en su escritorio, abre un navegador y se mete en Google.

Para ese par de aguaderas, mi señor, no necesitáis tales alforjas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.