Tupideces

Pasa NADA

foto-teqatrillo-1

Llegamos al desenlace del teatrillo, pero no dramaticemos. La ópera bufa antes conocida como España se ha representado en otros prestigiosos teatros con anterioridad.

Una de las representaciones más conocidas me pilló viajando frecuentemente a Italia, e incluso residiendo allí durante algunas semanas. Los partidos hablaban de la presunción de inocencia en el mismo tono que hemos escuchado aquí hasta ayer mismo.

Hoy se agolpan los dignatarios ante las cámaras, y se golpean el pecho hablando de honradez, de regeneración y de contundencia.

Se aprestan los bancos a dar crédito barato. Se ponen las organizaciones del opio del pueblo a organizar copas de Europa y campeonatos mundiales.

El sector duro ha tomado el camino alternativo. Las eléctricas preparan salidas a bolsa que permitirán vaciar la caja de los ciudadanos por última vez, justo antes de que llegue el de la guadaña. Las petroleras no se mueven. Creen que los nuevos gobernantes claudicarán al primer cierre del grifo.

Se les escapa el chollo de las manos y creen que todavía pueden reaccionar. Unas migajas al populacho y listo.

Los medios al servicio del que paga, callan. Los otros medios, los díscolos, morirán matando. Algunos sacan a la palestra lo de la demagogia, el populismo y la miseria que implica la revolución de estilo bolivariano. Lo que haga falta, con tal de desacreditar al candidato entrante.

¿Pues saben lo que les digo? En Italia reaccionaron contra la corrupción votando en masa a Berlusconi. Así, a media distancia, ese señor me parece mucho peor que Pablo Iglesias. Los italianos vivieron para contarlo y están mejor que nosotros.

Llegan tarde y mal a darse los golpes de pecho. No devuelven cada céntimo robado. A estas alturas no cuelan los arrepentimientos baratos. La gente es mú tonta pero no tanto. Y, no lo olvidemos, este invierno será igual de frío que el anterior. Con la energía subiendo de precio sin parar.

El voto en masa al populismo, chavismo o “llámelo como usted quiera” no se detiene con cuatro perras y un par de encontronazos Madrid-Barça.

¿Qué pasa? NADA.

 

Foto: http://lacarretateatro.com/compania/index.php/el-teatrillo-de-la-luna/

Estándar
Tupideces

Tiempos verbales

sonia-tiempo-lineal

Solía escribir acerca del pasado. Recuerdos de la infancia, la adolescencia o eso de después. Delicias y penurias ya acontecidas, oportunidades que dejé ir por indecisión o por valoración. Sensaciones que siempre empezaban por “qué hubiera ocurrido si…” y terminaban inevitablemente en “tampoco era para tanto”.

Hasta que llegaste. Volaron los recuerdos en pequeños pedazos. Alguna cosa queda, pero tan inconexa y difusa que no puede enviar mensajes desde el pretérito profundo de los errores y las lamentaciones.

Contigo todo es presente con vistas al futuro. Dice la intuición que lo demás no importa, que dejemos de temer los juicios de quienes no nos quieren. Que pongamos el foco en posición y que alumbre el camino.

Que se aparten los tontos y los malintencionados o serán arrollados. Este tren no realiza paradas en los apeaderos de la angustia, la inseguridad, la desidia y la desesperación. Directo a La Caleta, coqueto, vistas al mar, ocho pax, pensión completa, ideal vacaciones y largas estancias.

Allá vamos.

Estándar
Tupideces

Teoría básica de la España moderna

Para preñar una vaca se necesita que concurran tres personajes:

  • La propia vaca, a la que a partir de este momento llamaremos “clase media”.
  • El mamporrero, a quien conoceremos por su nombre de pila, don Mariano.
  • El semental, que pone el viscoso elemento y se cree, por ello, propietario de la criatura. Como este hay varios, que son conocidos por muchos nombres, pero todos tienen parecido aspecto. El genio Mingote pintaba con chistera y chaleco de rayas a estos elementos.

Conste que no me parece ilegítimo preñar la vaca y obtener sano beneficio de la cría del ternero. Lo que pasa es que el circunspecto registrador del mamporro, en su afán por merecer asiento privilegiado en el Olimpo de los Consejeros, ha errado el tiro a base de prisa y está enculando por error a la hembra. Ésta, por su parte, empieza a perder la paciencia debido a los fuertes dolores de retaguardia.

En medio de tan vergonzoso trance, un cuarto personaje se incorpora a la *bucólica escena. No conocemos su filiación pero podemos distinguir su coleta en lontananza. Tampoco sabemos si será capaz de alimentar al ganado cuando aparte de un manotazo al ricacho de la oronda barriga, pero mucha gente piensa que vale la pena probar.

*Cuestión de apreciación. A unos les parecen brotes verdes lo que otros llaman raíces vigorosas. Yo, por más que miro, sólo veo tarjetas black sin límite de crédito.

Estándar
Tupideces

Endesa: Anatomía de un escándalo financiero

endesa
Publicado en facebook por Angel Espiritu Libre Hevia Bermúdez

EL SAQUEO DE UN PAÍS LLAMADO ESPAÑA

La operación pasa de lo inmoral a lo escandaloso cuando se conocen algunos detalles

En estos días de sobredosis de corrupción y escándalos financieros es fácil que pase desapercibido para la mayoría practicas inaceptables como en Endesa.

Esta compañía, una de las componentes del histórico oligopolio eléctrico español, fue una empresa de capital público -su nombre completo es Empresa Nacional de Electricidad- y la creó el estado en 1944 con la intención de controlar un sector estratégico como es la energía, a través de una empresa pública. Hasta que Aznar acabó de privatizarla en 1998. Ahora ya no es ni de propiedad pública ni española: después de extraños movimientos y una truculenta historia de OPAs y contra OPAs acabo siendo propiedad de la italiana Enel desde 2009.

Pues bien, Endesa acaba de anunciar que el próximo día 29 de octubre va a repartir un dividendo entre sus accionistas de 14.605 millones de euros, un record absoluto en la historia de la bolsa española.

Nunca antes, nunca ninguna empresa, había alcanzado una cifra similar. Estamos hablando de más de 2,5 billones de pesetas, una cifra brutal, difícil de asimilar y una autentica bofetada a la mayoría social de un país que cada día tienen que oír que no hay recursos para casi nada.

Un dividendo multimillonario que va a pagar una empresa española que se va, casi en su integridad, para Italia porque Enel posee el 92% del capital social de Endesa y por lo tanto cobrará 13.345 millones de euros. Recupera así una gran parte de lo que pagó para comprarla y redondeara el negocio cuando materialice el anuncio de sacar a bolsa una parte del paquete de acciones que posee.

La operación pasa de lo inmoral a lo escandaloso cuando se conocen algunos detalles. Por ejemplo, que los beneficios de la compañía en 2013 fueron de 2.943 millones de euros y que por lo tanto, los dividendos que ahora distribuye multiplican por casi 5 veces esa cifra. Y que, con gran probabilidad, en 2014 se sitúen en el entorno de los 3.000 millones, muy lejos por lo tanto del disparatado reparto de dividendos. Es cierto que se trata de un dividendo extraordinario vinculado en gran parte a la venta de los activos de Endesa en Chile, pero eso no hace más que añadir confusión a la operación, porque el comprador de esos activos fue, precisamente, Enel.

Estamos delante de una inaceptable y escandalosa operación de descapitalización en la que se liquida una parte considerable del patrimonio de una compañía española -que era pública hace no mucho tiempo- a cambio de nada: Enel paga por la compra de los activos pero acto seguido lo recupera cobrando el dividendo y Endesa se queda sin activos y sin dinero. Se vacía una empresa española llevándose a una empresa de otro país una parte de su patrimonio acumulado durante décadas. Ingeniería financiera le llaman. Atraco también, porque Enel se queda con un tercio del valor de Endesa sin pagar nada.

Pero hay otro detalle estremecedor. Endesa no tiene suficiente liquidez y por lo tanto va a pedir un crédito, a endeudarse en 6.500 millones de euros para pagar ese dividendo brutal a Enel. Y adivine con quien se endeuda: con una empresa financiera propiedad de Enel que casualmente tiene su domicilio social en Holanda, un paraíso fiscal para este tipo de operaciones. Estamos ante un escándalo mayúsculo en el que están presentes todas las practicas condenables del capitalismo financiero especulativo, desde la privatización de una antigua empresa pública hasta la ingeniería fiscal para no pagar impuesto de sociedades pasando por la descapitalización de una compañía que forma parte de nuestra historia. Por cierto, está en manos italianas por la reacción centralista ante la posibilidad de que en 2005 una empresa catalana, Gas Natural, la comprara.

Y no, no son empresas privadas que puedan hacer lo que quieran. Porque esta operación descapitaliza y endeuda a Endesa en primer lugar pero eso afecta al conjunto de la economía española y, sobre todo, porque al final la vamos a pagar los ciudadanos a través de la reducción en el impuesto de sociedades que Endesa va a aplicar en los próximos diez años y en los precios de la energía.

Un comentario final: cuando pague el próximo recibo de la luz, cuando oiga hablar del déficit tarifario, cuando el ministro de industria y el oligopolio eléctrico le expliquen porque hay que seguir subiendo el precio de la energía, acuérdese de los 14.505 millones de euros del dividendo.

 

Estándar
Tupideces

Historia de un campeonato de remo

Cuentan las crónicas que, hace muchos años, se celebró una competición entre dos equipos de remo, uno de la administración española y otro de la japonesa. Apenas se da la salida, los japoneses toman ventaja y llegan a la meta una hora antes que la embarcación de España.

El Consejo de Ministros decreta la creación de una comisión de investigación para averiguar las causas de tan bochornosa derrota. Las conclusiones de los comisionados no se hacen esperar. La tripulación japonesa está compuesta por diez remeros y un jefe, mientras que la española tiene diez jefes y un remero. Se acompañan las pertinentes recomendaciones para el siguiente concurso.

Un año después se repite la carrera y la ventaja del equipo japonés se dispara a dos horas y media.

En esta ocasión, el Consejo de Ministros crea una Secretaría de Estado para estudiar y solucionar definitivamente el problema. En el primer informe del subsecretario destaca este párrafo:

“El equipo japonés, con táctica obviamente conservadora, ha mantenido su estructura tradicional de un jefe de equipo y diez remeros. Por el contrario, el equipo español ha tomado medidas renovadoras adoptadas después del fracaso del año pasado, optando por una estructura más abierta y dinámica, compuesta por un jefe de servicio, dos asesores, cinco jefes de sección, tres representantes sindicales (que exigieron hallarse a bordo) y un remero.”

Tras un minucioso análisis, la subsecretaría llega a la siguiente conclusión:

EL REMERO ES UN INCOMPETENTE

Un año después, el equipo japonés vuelve a escaparse nada más producirse la salida. La trainera hispana, cuya composición había sido encargada ese año al Área de Nuevas Tecnologías del Ministerio de Economía y Competitividad, llega con cuatro horas de retraso. A fin de evaluar los resultados, vuelve a reunirse el Consejo de Ministros con los representantes de la subsecretaría en la planta noble del edificio de Dirección. Se llegó a la siguiente conclusión, según consta en acta:

“Este año, el equipo nipón optó, una vez más, por una tripulación tradicional formada por un jefe de equipo y diez remeros. El español, tras una auditoría externa y el asesoramiento de los departamentos de Organización y de Informática y el informe de un grupo de consultores de Arthur Andersen, optó por una formación mucho mas vanguardista y operativa y se compuso de: un jefe de servicio, tres jefes de sección con plus de productividad, dos auditores de Arthur Andersen y cuatro vigilantes jurados con instrucciones concretas de vigilar estrechamente al único remero, al que se había amonestado y castigado quitándole todos los pluses e incentivos por el fracaso del año anterior.”

Tras varias jornadas de reuniones al más alto nivel con los diversos responsables y con el apoyo de una consultora externa, se ha acordado que -para la regata del próximo año- el remero será expedientado y sustituido por una contrata externa, ya que a partir de la vigesimoquinta milla marina se ha observado cierta dejadez en el remero de plantilla, acompañada por comentarios entre dientes, del tipo:

“Anda y que os den” o “El año que viene va a venir a remar vuestra puta madre”

Y una actitud que incluso roza el pasotismo en la línea de meta.

Estándar
Tupideces

Cambiar por cambiar

cambio-dominguez-lobato-abogados-jerez-de-la-frontera-y-sanlucar

“El cambio es bueno, especialmente cuando lo haces tú”. Atribuyen la frase a Sofía Vergara, y no me extrañaría que fuera suya. Tampoco sería raro ver cómo la pronuncia pistola en mano.

Quemar etapas, como si fueras un cohete Saturno V. Desprenderse de la cáscara vacía de la fase que hace poquísimo tiempo ardía como la tea. Soltarla en el espacio y esperar que no golpee a nadie al caer.

Parece que fue anteayer cuando dejé la banca española para correr la aventura de la multimedia americana.  O cuando volví para evitar el terror de la distancia -o el de la supervivencia en el mundo anglosajón, que no sé qué es peor- a algunos de mis seres queridos. Parece que hace cinco minutos que abandoné el encanto de las tierras andaluzas en busca de un futuro que parecía escaparse de las manos.

Siempre me parecían actos de un tercero. Experiencias vividas en tercera persona. Esta vez, para variar, el cambio definitivo tiene aspecto propio y no ajeno.

Disfruto como nunca de tus abrazos, de tu generosidad, de tu entrega, de tu necesidad de hacer el bien a los que te rodean, de tu amor profundo y sincero. Soy yo, y no otro, intentando corresponder. Con la buena intención y la torpeza que me caracterizan.

Gracias, Elena, por estos dos años de proyectos, carambolas, risas, cambios y delicias.

Gracias también por lo que está por venir. No pienso perdérmelo por nada del mundo. Y sólo pido una cosa a cambio: Déjame cuidarte, sobre todo cuando el cuerpo te pide seguir dando incluso a costa de tu seguridad y tu salud.

 

Estándar